¿Qué es el capital de trabajo y cómo calcularlo?

¿Qué es el capital de trabajo y cómo calcularlo?

septiembre 18, 2019

Una empresa realmente exitosa y establecida es aquella que logra sostenerse en el tiempo y darle continuidad a sus operaciones. Para lograr esta meta, uno de los elementos básicos es el capital de trabajo.

¿Qué es capital de trabajo?

También conocido como activo corriente o fondo de rotación, el capital de trabajo es la cantidad de dinero que se dispone a corto plazo para cubrir gastos operativos como pago de nóminas, servicios y materiales de oficinas. 

El capital de trabajo comprende el balance entre los recursos que una empresa necesita para mantenerse a flote y los pasivos que tiene que cubrir.

¿Cómo calcular el capital de trabajo?

La fórmula general y más utilizada para medir el CT es:

capital de trabajo (CT) = activo circulante - pasivo circulante

Suele calcularse con los ingresos de corto plazo, debido a que funciona como fondo para el mantenimiento diario empresarial, lo cual, por naturaleza, lo hace distinto al de ganancias netas o al de flujo de caja.

El activo circulante comprende los recursos disponibles como cuentas bancarias, pagos a recibir, inventario o efectivo. El pasivo circulante, por su parte, engloba cuentas a pagar, saldos con proveedores, préstamos, entre otros.

Usualmente esta fórmula mide el capital de trabajo neto pero existen otros tipos de capitales:

 

  • Capital de trabajo bruto: valor total de los activos circulantes. Básicamente es el monto disponible para cubrir gastos regulares.
  • Capital de trabajo operativo: es la relación entre activo y pasivo circulante, pero solo toma como datos las cuentas de actividades cotidianas; sin incluir el efectivo, valores o los intereses de deudas.
  • Capital de trabajo neto: es la diferencia entre los activos circulantes y los pasivos. Se calcula después de cubrir las deudas a corto plazo e incluye a los activos financiados de largo plazo, de esta forma puedes analizar la liquidez de la empresa.

 

La medida ideal del capital de trabajo

En lo posible, la medida del capital de trabajo ha de ser positiva; es decir, el monto calculado por fórmula debe cubrir los gastos regulares del mantenimiento empresarial, e incluso obtener algo extra para cualquier eventualidad.

¿Qué significa ésto para una empresa? Es el poder hacer frente a gastos comunes dentro de la oficina sin desequilibrar el balance del mes; evitar el vencimiento de pagos, mantenerse solvente, darle continuidad al trabajo e incluso lograr un crecimiento más viable.

En cambio, un capital de trabajo negativo sucede cuando el monto de activos circulantes es menor al de pasivos y por ende no da una diferencia suficiente para cubrir los gastos de funcionamiento. 

Si la relación entre pasivos y activos queda pareja, no implica necesariamente que tu empresa esté grave, pero sí que debe mejorar los ingresos que tiene; todo depende de los recursos y necesidades que tenga.

En muchos casos, para aumentar el capital de trabajo, las soluciones incluyen subir las ventas, ajustar el calendario de pagos o pedir un préstamo. Si este último es tu caso, ¡estás en el sitio correcto! Nosotros podemos ayudarte a solicitar un crédito para tu negocio