Recomendaciones para solicitar un préstamo para tu empresa

Los créditos empresariales se han convertido en una de las mejores alternativas para los empresarios, a la hora de proyectar la organización y darle un nuevo impulso a sus proyectos. Este tipo de créditos se definen como una herramienta financiera que le permite a las empresas tener la liquidez necesaria para llevar a cabo sus responsabilidades.

 

Es necesario que tengas en cuenta que este tipo de operaciones se realizan de común acuerdo entre el prestamista (la entidad bancaria) y el prestatario. Por esto, es necesario que haya confianza entre las partes y una total transparencia en el momento de presentar los documentos requeridos.

 

A continuación, te daremos siete recomendaciones que debes tener en cuenta si estás en el proceso de realizar un crédito empresarial:

 

  1. Determina un propósito: Debes tener muy claro el uso que le darás al dinero, pues esto será clave para escoger tanto la modalidad del crédito como la entidad financiera.

 

  1. Analiza previamente: Antes de que solicites el crédito, debes hacer un análisis detallado del estado financiero de tu organización. Esto te permitirá entender cuál es tu capacidad de endeudamiento.

 

  1. Elige la entidad: No temas comparar todas las ofertas de créditos empresariales que encuentres en el mercado. Al contrario, revisa a consciencia los pros y contras para encontrar la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.

 

  1. Preparate: una vez elijas al prestamista, presenta la información contable y financiera de tu empresa de la manera más oportuna y transparente posible.

 

  1. Planea: es esencial que definas las fechas de pago, el monto mensual y la tasa de interés. Así, evitarás sobre-endeudarte y podrás cumplir con los pagos que, a la larga, redundarán en un buen historial crediticio de tu empresa.

 

  1. Proyecta la forma de pago: Ten en cuenta que el pago de la deuda anual no debería ser mayor al 30% de los ingresos anuales de tu organización; saber esto te permitirá pagar con tranquilidad.  

 

  1. Elige el plazo y las cuotas: Estas elecciones deben obedecer a la capacidad de tu flujo de caja. Recuerda que una vez establecidas, no podrás modificarlas.

 

Ten presente que los créditos empresariales pueden darle un nuevo aire a tu organización. La clave está en que te informes bien para que sepas escoger y enfrentes este proceso de la mejor manera.

 

Recuerda que en Gulungo te brindamos toda la información que necesites para que adquieras un préstamo responsable y que apoye el crecimiento de tu empresa ¡Estamos para apoyarte!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *