Fuentes de financiamientos que no conocías para iniciar tu proyecto

Si la ausencia de capital está truncando sus sueños y la idea de emprender esta rondando tu cabeza, la búsqueda de financiamiento no debe ser un obstáculo para ti. En la actualidad existen diversas maneras con las que puedes obtener dinero para tu primer negocio. Los bancos son una de las fuentes de financiamiento a la que gran parte de los emprendedores recurre, pero no es la única opción.

 

El principal problema al iniciar un negocio es el financiamiento. No siempre se cuenta con el dinero suficiente o necesario para poner en marcha tu proyecto. Para impulsar la creación de una Pyme o su expansión es fundamental elegir la fuente de financiamiento correcta, elección que no sólo tiene que ver con los intereses y las tasas, también es necesario que tomes en cuenta el modelo de negocio que deseas emprender.

Es por esto que te damos a conocer 6 opciones de financiamiento no tan comunes, para que tomes en cuenta la que más te convenga, según tu proyecto o tipo de negocio.

1. Inversionistas ángeles

Los inversionistas ángeles son los “ángeles de la guarda financieros”. Son aquellos expertos en los negocios que pueden financiar tu primer negocio con sus recursos. Estos mismos recursos pueden ser monetarios o de conocimiento. Es decir, pueden aportar tanto capital como los conocimientos y experiencias que estas increíbles personas poseen en los negocios. Sin duda, estos inversionistas pueden abrirte muchas puertas como emprendedor.

Generalmente los inversionistas ángeles son independientes o pertenecen a un club, ya que estilan las redes de este tipo de apoyo en las empresas. Estos inversionistas no buscan más que nuevos proyectos con los cuales multiplicar su dinero. Así que su dinero no estará en tu empresa o negocio todo el tiempo. Solo buscan algo de rentabilidad y luego vender su porcentaje a alguien más. Sin embargo, debes de buscar asesoramiento cuando decidas relacionarte con un inversionista ya que puedes cometer el error de otorgar un porcentaje mayor de acciones.

2- Capital de arranque (Bootstrapping).

El bootstrapping es un término que en  inglés hace referencia a empezar algo sin recursos o con muy pocos recursos. En el área de los negocios, pues, significa ejercer alguna actividad emprendedora con poco o nada de capital, es decir, emprender únicamente con los medios que se tienen al alcance (un garaje, un teléfono antiguo, etc.). Un sector muy  enfocado al bootstrapping es el de desarrollo de software, después de todo, sólo necesitas disponer de tiempo, un ordenador e internet.

Entre sus principales ventajas destacan: es de bajo costo, lo cual te permite administrar de manera eficiente el flujo de efectivo y ser más consciente de los gastos diarios de la empresa; Desarrollan la habilidad de estar innovando continuamente; Al no haber inversionistas externos, las decisiones las hacen únicamente los fundadores de la empresa, permitiendo que se mantenga la visión de esta; Este tipo de financiamiento permite centrarte en el crecimiento del negocio y desarrollo del producto; Construir las bases financieras del negocio por tu cuenta, puede ser atractivo para algunos inversionistas a futuro.

3- Crowdfunding (Financiamiento colectivo).

Esta es una de las fuentes de financiamiento poco conocidas. Deriva del “crowd” (multitud) y “funding” de financiamiento, hace referencia a la iniciativa del modelo de financiamiento colectivo, donde distintas personas de cualquier parte del mundo contribuyen con pequeñas o grandes aportaciones financieras a un proyecto.  Este modelo de financiamiento utiliza los medios sociales y sitios web para reunir inversores y empresarios. Una de las ventajas es que tiene el poder de ampliar tu círculo de inversionistas más allá de familiares y amigos, e inversionistas de capital de riesgo.

Este modelo de financiamiento ha abierto las puertas a los emprendedores para recaudar cientos de miles y millones de dólares. El crowfunding  permite que las personas donen dinero en pequeñas cantidades para conseguir el capital que requieres para tu idea de negocio.

Las personas que donen tienen algo a cambio. Pueden obtener el producto o servicio que ofreces, incluso pueden obtener la oportunidad de convivir contigo. Aquellos donadores no cuentan con participación en las operaciones administrativas de tu negocio. Tan solo aportan algo de capital.

Lo primero que debes hacer es un plan de negocios en el que puedas plasmar y tener en mente cuánto es el dinero que requieres. Después de haber hecho lo anterior es hora de inscribirte a cualquier plataforma de crowfunding que existe en Internet. Si se logra alcanzar la cantidad que requieres entonces el dinero se te es entregado.

4- Financiamiento por tu Red de Contactos.

Puedes financiar tu proyecto a través del apoyo de capital de personas cercanas a ti, esa es otra de las fuentes de financiamiento, es por eso es tan importante tu círculo de influencia. ¿Cuáles son las cinco personas más cercanas a ti? ¿crees que pudieran hacerte un préstamo? Muchas personas no se atreven a pedir dinero prestado a amigos y familiares por temor a dañar la relación. Igualmente puedes convertir a tus clientes más leales en tus inversionistas. Parte de emprender consiste en convertirse en un experto en lo que haces y parte de eso es ser un profesional con tus clientes, amigos, red de contactos y familiares y poner las reglas del juego, que ambas partes estén de acuerdo y cumplir con tu palabra. Esta es una de las estrategias más rápidas y eficaces para comenzar a crecer tu negocio.

5. Incubadoras o concursos.

Su función principal es la de ayudar a crecer tu idea de negocio. Ayudan a los emprendedores como tú con asesoría técnica, estratégica o administrativa para que tu negocio siga por el buen camino

Un concurso impartido por el sector gubernamental o el sector privado puedes ser tu aliado ideal para financiar tu negocio. Tan solo debes inscribirte a uno de ellos y presentar tu idea de negocio ante un panel experto en esta área. Si eres ganador podrás ser financiado para realizar tu proyecto.

6. Fintech

La palabra Fintech es un término compuesto que viene del inglés y que sale de unir la primera sílaba de las palabras Finance y Technology, es decir, es una palabra que surge de la unión de dos y que aglutina a todas aquellas empresas de servicios financieros que utilizan la última tecnología existente para poder ofrecer productos y servicios financieros innovadores.

Las empresas Fintech se dedican a intermediar en el mundo de las finanzas en múltiples aspectos, en las transferencias de dinero, en los préstamos, en las compras y ventas de títulos o en el asesoramiento financiero y de inversiones, por citar unas pocas áreas en las que están apareciendo múltiples empresas Fintech. Las empresas Fintech son perfecta para que solicites el dinero que necesitas para iniciar tu proyecto, ya que solicitan menos recaudos que los bancos y el proceso es super rapido.

Resumiendo

Como te habrás dado cuenta has descubierto diversas formas de financiamiento para iniciar tu negocio o hacerlo crecer e innovar. Puedes emprender un nuevo proyecto con la ayuda de fuentes externas o con la ayuda de tus propios recursos. Puedes generar ganancias a partir de pocos recursos o sin contar con ellos. Ahora bien, no dejes que el miedo te paralice, arriesgate y solicita el apoyo financiero que tu empresa necesita, busca el impulso para poner en marcha tu idea y hacerla realidad.

¡Recuerda que en Gulungo apoyamos tus sueños!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *