Lo que debes saber sobre el pago anual de impuestos

Un nuevo año inicia y con él, la oportunidad de seguir proyectando tu empresa y alcanzando las metas propuestas. Sin embargo, un nuevo año también significa el inicio de una serie de responsabilidades tributarias que no puedes perder de vista.

Sabemos que hay una gran cantidad de impuestos, nombres y valores a pagar que pueden generarte confusiones. Si ese es tu caso, a continuación te damos una guía básica de lo que debes saber sobre el pago anual de impuestos, para que te prepares y cumplas con todas tus responsabilidades.

  • Reconoce los impuestos a pagar: Algunos de estos impuestos son de carácter nacional, como el impuesto de renta, que grava las utilidades anuales de la empresa, o el impuesto a las ventas, que debes pagar de manera bimestral o cuatrimestral en caso de que vendas productos que están gravados con el IVA o que prestes algún servicio.

Es importante que antes de pagar el impuesto de ventas, revises cuáles son los bienes y servicios que están exentos o excluidos del IVA. Para esto, puedes buscar asesoría en la DIAN, que es el ente encargado de recaudar este impuesto.

 

 

  • Reconoce los impuestos de carácter regional: Trámites como el pago del impuesto de industria y comercio deben realizarse directamente con las entidades encargadas en el departamento.   

 

Este impuesto deben pagarlo todas aquellas personas naturales o jurídicas que realicen actividades industriales, comerciales o de servicios. Es esencial que reconozcas el carácter regional o nacional de los impuestos para ahorrarte confusiones.  

 

 

  • Ten los papeles en orden: Cada trámite requiere de un papeleo específico, por eso, debes tener todos los papeles y permisos al día, y presentarlos en el momento en que realices el trámite. Ante cualquier duda, comunícate oportunamente con la entidad recaudadora.

 

 

 

  • No olvides los plazos: Recuerda que dichos trámites deben ser realizados en unas fechas específicas. Ten en cuenta que no pagar en las fechas establecidas puede acarrearte sanciones.

 

 

  • No evadas las responsabilidades: Esto puede generarte multas o sanciones. Además, este tipo de actuaciones producen desconfianza en inversionistas, clientes, proveedores o aliados estratégicos, que buscan empresas responsables y estables para generar negocios.   

 

Con esta guía queremos que enfrentes los trámites con seguridad y tranquilidad. Sin embargo, ante cualquier duda comunícate con las entidades competentes, pues son ellas las que pueden aclararte dudas puntuales y evitarte problemas a futuro.  

Como recomendación final, queremos recalcar la importancia de una buena planeación. Antes de que acabe el año, tómate un tiempo para revisar los papeles, hacer cuentas y tener todo en orden de cara a los trámites del año que viene.

¡Recuerda que en Gulungo estamos para asesorarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *