El flujo de caja y su importancia para la toma de decisiones

El flujo de caja y su importancia para la toma de decisiones

septiembre 18, 2019

Un concepto que toda empresa debe tener en cuenta desde el punto de vista financiero es el de flujo de caja, pues establece los ingresos generados durante un período (mensual, trimestral o semestral).

¿Qué es el flujo de caja?

El flujo de caja es una herramienta contable   de control gerencial para conocer las fuentes de ingresos y en qué se invierten. 

No es un registro de resultados ni de facturación o de compras, sino de cuánto ingresa de la facturación, si se ha vendido a crédito, y de cuánto se paga a proveedores, personal, etc. Son los detalles de los movimientos del dinero de la caja de la empresa.

Conocer el flujo de caja permite saber sobre la liquidez de la empresa y tomar decisiones acerca de tu futuro financiero. 

¿Cómo hacer el flujo de caja?

El flujo de caja se hace con la información sobre la proveniencia del dinero que entra a la empresa: ventas al contado, cobros a clientes por facturas a crédito, recepción de préstamos, aportes de los socios, etc.

También incluye lo que sale de la empresa: pago a proveedores, pago de personal, gastos generales, gastos operativos, pago de deudas (amortización e intereses), inversiones (compras de terreno, equipos, maquinarias, etc.).

Para conocer el flujo de caja en un período específico, debes tener la información del saldo inicial de las cuentas bancarias y el saldo final, tanto del dinero que está en los bancos como del efectivo: 

saldo inicial + los ingresos – los egresos = saldo final. 

Tipos de flujo de caja

 

El flujo de caja operativo

Son las operaciones derivadas de la actividad comercial de la empresa; es lo que entra y sale: ventas, pagos a proveedores. 

El flujo de caja de inversión

Son todos los ingresos y egresos de la empresa según las inversiones que haya realizado, o el dinero que ha ingresado y egresado por concepto de inversión cuyos beneficios serán a futuro. 

El flujo de caja financiero

Expresa la cantidad de dinero que haya ingresado o egresado producto de operaciones relacionadas con el dinero: compra de acciones de otra empresa, pago de préstamos, de intereses de préstamos o amortizaciones de deudas. 

¿Qué es flujo de caja libre?

El flujo de caja libre es la variable que expresa la capacidad financiera de la empresa; es decir, la cantidad de dinero disponible para el pago de deudas, reparto de dividendos, aportes, una vez se hayan descontado los pagos a proveedores y las compras de activos fijos hechos por la empresa. 

¿Qué es flujo de caja proyectado?

Así como el flujo de caja te da un indicio de cómo está la empresa, también te dice cuánto dinero está entrando y saliendo del negocio. A futuro, puedes proyectar el flujo de caja. 

Por lo que el flujo de caja proyectado es la estimación del dinero que entrará o saldrá de la empresa en un tiempo determinado, e incluye el ingreso de dinero y gastos planificados. 

¿Qué es flujo de caja descontado?

El flujo de caja descontado es la forma de valorar a una empresa. A través de este método se establece el valor de los fondos futuros descontándolos a una tasa que refleje el coste del capital que se haya aportado. 

El flujo de caja descontado evalúa las inversiones y toma el valor del dinero en un tiempo específico. 

Las empresas necesitan conocer su DCD, pues los flujos de efectivo no se pueden comparar en períodos diferentes, ya que no es lo mismo una cantidad de dinero ahora que en unos meses después.

¿Qué es Flujo de Caja Bruto?

El flujo de caja bruto es la suma de los beneficios después de pago de los impuestos, de amortizaciones y de previsiones. Es lo que indica la capacidad que tiene la empresa de generar recursos. 

El flujo de caja bruto expresa qué cantidad de dinero maneja la empresa; se trata del flujo de liquidez total; no incluye impuestos ni recaudaciones fiscales, tampoco el dinero derivado de créditos o préstamos. 

¿Cómo mejorar el flujo de caja negativo?

El flujo de caja negativo es el movimiento de salida de efectivo fuera de la empresa, un cambio en ese factor evitará que la empresa se quede sin dinero.

Para cambiar esa tendencia a favor se pueden tomar algunas acciones, como:  

  • Ofrece descuentos a quienes paguen en efectivo o a quienes salden sus deudas en un tiempo menor a 30 días. 
  • Evita venderles a clientes que no pagan o lo hacen tardíamente. 
  • Envía facturas y recibos el mismo día que ofrezcas los servicios.
  • Cobra los cheques apenas los recibas.
  • Ten cautela a la hora de ofrecer créditos, pues no todos están en la lista de “pagadores a tiempo”. 

Un préstamo puede ser una alternativa viable de mejorar el flujo de caja de tu empresa. Si tú interés es utilizar esta vía, nosotros te ayudamos a solicitarlo.